DETECCIÓN Y EXTINCIÓN DE INCENDIOS

La herramienta apropiada para la extinción de incendios

Los gases inertes como agentes de extinción constituyen un método de actuación para prevenir o extinguir incendios mediante la dilución suficiente del oxígeno presente alrededor de los materiales combustibles. Los gases inertes no reaccionan con los materiales combustibles, en vez de ello son capaces de diluir el oxígeno o la atmósfera de aire hasta un punto en el que la oxidación (o combustión) no puede iniciarse o continuar.

Descarga de CO2 en sistemas de extinción

La descarga tiene una apariencia de nube blanca, debido a las partículas finamente divididas de hielo seco transportadas con el vapor. Se producen bajas temperaturas que pueden generar condensación de vapor de agua de la atmósfera y deben evitarse descargas directas sobre equipos muy sensibles a la temperatura.
El CO2 tiene una densidad 1,5 veces superior a la del aire a la misma temperatura. Desciende rápidamente hasta el nivel donde se produce la combustión o hasta la base de la llama.

WhatsApp chat